- Arde tu corazón donde el espanto hiela -

__________________________________________________

14 de junio de 2016

Saber

Cuando los ojos le vibran bajo sus párpados como si estuviesen secos pero repentinamente se humedecen de dolor, sabe cómo apretar la boca de la manera perfecta para que las lágrimas no caigan. Y parpadea rápido, y disimula, y las lágrimas nunca existieron, y tampoco la congoja.