- Arde tu corazón donde el espanto hiela -

__________________________________________________

30 de diciembre de 2014

Carcajadas y bocas

Te propongo que vivamos en una balanza, que saltemos de una pesa a la otra. Que en una sólo tengan valor los besos, y en la otra las risas. Te propongo un juego, como los juegos que siempre realizamos para pasar el rato: no dejes que ninguna pesa caiga más que la otra. No dejemos que se sume una tercer pesa que arruine esta balanza, que todo lo negativo se extinga para que no hayan factores terceros en la equivalencia.
Riámonos, y llenémonos de besos. Besos en el cuello, en la frente, sobre la mata de cabello, en los hombros y las clavículas, besos en la panza, y en la punta de la nariz. En tu nuez de adán, en mi pecho. Después volvamos a reír, recorriendo el mismo trayecto, para que tu risa haga eco en mi cuello, y mi sonrisa haga sombra en tu frente, que tu pelo me haga cosquillas en los labios y mis hombros y clavículas guarden las vibraciones de tu risa para siempre. Mi panza imitará tu cosquilleo, y tu nariz recordará la rugosidad de mi boca, la alegría de mi cantarín carcajada.
Risas y besos, carcajadas y bocas.
Que tu mirada se ponga celosa de tantas palabras ajenas a ella.

19 de diciembre de 2014

let it go

Depositó tu plenitud tras un conjunto de respiros rememorados, te guardo en su corazón. Atesoró tus risas, tus palabras, tus palabras llenas que ahora le son vacías. Te entregó su confianza, dudó pero creyó y caminó, siempre hacia adelante. Siempre ofreciéndote su mano.
Y lo soltaste.