- Arde tu corazón donde el espanto hiela -

__________________________________________________

24 de junio de 2012

Alegrías quiméricas, faltas de bondad.

A aquellos que buscan un hombro en el cual llorar, unas palabras sin sentido, un abrazo fuerte que llegue al corazón, una promesa de mejora injustificada, y una sonrisa halagadora y negociadora de la verdad, a aquellos debo decirles que no les seré útil jamás. Me veo obligada a decirles que no sirvo para prometer sin saber, que no diré que todo mejorará de no saber que será así, que no me gustan las ilusiones falsas y que, ante todo, un abrazo jamás me parecerá suficiente. Un mal no se mejora con abrazos y nada más, un pesar busca soluciones, un individuo busca el bienestar. Siempre iré al grano, siempre estaré, pero seré realista y no repartiré alegrías quiméricas, faltas de bondad.

18 de junio de 2012

Amarte -

Me imaginé todo un futuro con vos, y a decir verdad, un sillón solo en la sala de estar no está nada mal.
Competí mil y un juegos con vos, es otra la realidad, decirte que no ya es imposible, sos otra debilidad.
Apareciste y desaparecí, fui otra, fui de nuevo yo. Fui vos, fui señor, fui mil cosas de sopetón.
Te quise, te odié, te necesité, te descarté. Te presencié en mi presencia, a mi presente a mi presenté.
Suspira una vez más, llamame entre la oscuridad de la noche. Pronuncia mi nombre en sueños.
Mi imaginación no declinará, sos el ideal que esperé cada día de mis pasados años.
Tiembra, grita, patalea, revélate. Muere, vive. Amáme. Ya no soy capaz de otra cosa.
No soy capaz de otra cosa que no sea amarte.

14 de junio de 2012


Cosa linda me trajo la vida
que no necesito más.
No le importa si tengo plata o si no
y no deja de cantar.
Quiere estar en la ventana
y le dice al que sea dejame bailar,
que le preste la guitarra
y no sabe la alegría que me da ♪

No tenes una ligera idea de lo que te quiero Martín, gracias por aparecer en mi vida novio ♥

Eso es lo tuyo, ese es tu estilo.

Natural. Así te gusta describirte cuando te ves al espejo. Ni maquillajes excesivos ni accesorios decorándote, ni prendas costosas o a la moda. Una sonrisa sencilla y un cabello desenredado. Prolijidad, delicadeza, femeneidad, no. Rebeldía, desorden, descuido, no. Es un punto neutro entre todo, una mezcla de desastre con orden, de mujer con hombre, de correcto e incorrecto, de perfecto e imperfecto. Es lo natural, común. ¿Qué es llamativo de eso, entonces, si es común? Pues que lo cotidiano ya no existe. Y todo lo que antes era original pasó a ser común. Y lo común, tan común, ¿es original? ¿Es extraño? ¿Es único? Tal vez, pero sigue siendo comun. Así te gusta describirte cuando te ves al espejo. Natural.



Cuota limitada.

Pasaste de tener problemas de furia a no poder enojarte con nadie. ¿Y tu carácter? ¿Es un acierto o un error? La ira está, contenida, aplacada, relegada. Nadie puede contigo, nadie puede pisarte, podrás ir una o dos veces detrás de alguien y ahí te quedarás. Hace tiempo que dejaste de ser el perrito faldero de quienes no son tus amos. ¿Permitir que te insulten, que te falten el respeto? Jamás. ¿Será una exageración? Quizás. ¿Tienen razón? Casi por completo. ¿Es eso suficiente? No, en lo absoluto.

Podrán tener razón, pero allí estarán las grietas de tu orgullo que te dejarán pedir perdón, podrán tener razón, pero nunca será suficiente. Si yo puedo ser amena, entonces los demás también. Si yo puedo acallar la rabia, los demás también. Es un trato igualitario, mutuo, o la desigualdad quiebra la balanza y el equilibrio desaparece. Podré soportar mucho, pero todo tiene su cuota limitada.