- Arde tu corazón donde el espanto hiela -

__________________________________________________

28 de noviembre de 2011

Bum.

No es como si nadie pudiese reemplazarte, pero el hecho de que no quiero que te reemplacen me hace pensar que nadie podría hacerlo. No es que nadie me vaya a hacer sentir como tú, es sólo que estoy privada a eso. No es que no te pueda olvidar, de hecho, y con suerte, lo estoy haciendo.

Cañonazos, es decir. ¡BUM!

21 de noviembre de 2011

Olvídame si puedes.

- Sé que sonará extraño pero... -
- No es extraño, es ilógico. ¡Vamos! Dime que esto es parte de una broma -
- No, sabes que no podría con algo tan delicado. Sh, déjame hablar. Se qué sonará extraño, sí, pero, por primera vez en mi vida creo que ya es hora de un poco de seriedad. Quiero una relación, ¿puedes comprenderlo? Una relación seria y sin titubeos. Sin títulos extraños, sin confusiones. Ya, no me interrumpas. Quiero una relación seria, y tú... tú no puedes dármela. -
- ¿Qué ideas te han metido en la cabeza? ¿Dónde ha quedado todo eso de la soltería como la mejor opción? -
- Ya no está, he crecido. He madurado. -
- Bah, no me vengas con esas cosas. Si quieres estar con él por despecho, porque quieres celarme, genial. Pero no me digas que lo amas, no seas tan descarada de mentirme así. -
- Yo... yo no estoy mintiendo. Puede que tú hayas sido lo primero, lo fascinante. Pero... jamás te amé, como jamás me amaste a mi. Yo no puedo seguir con un capricho, no puedo tenerte como mi capricho. Raramente estás, y cuando estas... es como si no lo hicieras. Te conozco, sé que no eres un hombre de compromisos y no voy a obligarte a ello. Es por eso que prefiero avanzar. Realmente lo amo, me ha demostrado que es un hombre increíble y, quizás no sea tan bueno como tú en la cama pero, ¿eso qué importa? Él me ama, y yo lo amo. Esto tiene que terminar.
- De acuerdo. Olvídame si puedes. -

{Algo en este diálogo me encantó, no es un caso personal aclaro, y quizás falten explicaciones narradas, pero no quise modificarlo más.}

14 de noviembre de 2011

Simplemente no te quiere.

"A las niñas les enseñan muchas cosas. Si un niño te pega, le gustas. Nunca trates de emparejarte los flecos. Y un día conocerás a un hombre maravilloso y tendrás tu final feliz. Cada película que vemos y cada historia que nos cuentan, nos imploran que esperemos el giro del tercer acto: La declaración inesperada de amor. La excepción a la regla. A veces nos concentramos tanto en el final feliz que no aprendemos a interpretar las señales, a diferenciar entre los que nos quieren y los que no.. Entre los que se van a quedar y se van a ir. Y quizá el final feliz no incluye un tipo maravilloso: quizá el final eres tú, sola recogiendo los pedazos y volviendo a empezar. Liberándote para encontrar algo mejor en el futuro. Quizá el final feliz solo consiste en seguir. O quizá este es el final feliz: Saber que a pesar de todas las llamadas y corazones rotos, a pesar de todos los errores y las señales malinterpretadas, a pesar de todo el dolor y la vergüenza, tú nunca, nunca perdiste las esperanzas."

Simplemente no te quiere.

"Quizá yo analice cada detalle y me exponga demasiado, pero al menos todavía me importa. ¿Crees que ganaste porque puedes despachar a las mujeres? Quizá no te hieran, ni quedes en ridículo, pero así tampoco te vas a enamorar. Tú no has ganado ¡Estas solo, Alex! Quizá haga muchas idioteces pero estoy mucho más cerca de encontrar a alguien que tú."

Valores mundanos.

Momentos como estos en los que decís: "Apa, ¿y yo estaba mal por este pibe habiendo tantas cosas muchísimo más importantes y tan mundanas a la vez? Sí, así es el mundo de hoy en día.
Y sigo pensando que el tiempo me ha quedado corto.

8 de noviembre de 2011

Feeeeeeeeeliz cumpleaños Franchu ♥

Feeeeeeeeeeeeeliz cumpleaños amigo. Ya te dije lo que te quería decir en el mensaje, pero bueno, esto va por insistencia tuya y porque, como es claro, te amo mucho mocoso. Es raro que ande a los abrazos locos, así que sentite importante pibe (?. No sabes lo que pasaste a ser para mi Fran, en un par de meses te considero un amigo infantable en mi vida. El otro día le decía a las chicas el aprecio que te había tomado, lo mucho que te quería, y como admiraba tu persona. Franscisco sos la bondad pura, JAMÁS cambies porque tu dulzura y tu amistad la tienen muy pocos. Me alegra saber que cuento que vos, y que vos vas a contar conmigo cuando me necesites. Gracias por serme sincero, por acompañarme, por demostrarme que todavía hay personas que no sólo valen la pena, sino que es un honor haber conocido y poder llamar AMIGO.
Hoy puedo llamarte AMIGO y no me entra más orgullo adentro después de decirlo. Te amo Francisco Pablo Fernández Parada, no me faltes nunca y no cambies, que así como sos, con ese corazón gigante, vas a llegar suuuuuuuper lejos y vas a conseguir todo lo que quieras aunque a veces no lo creas.
Y en este ultimo minuto de tu cumpleaños, te deseo lo mejor y que se te cumplan todos los deseos pedidos, te amo con la vida amigo. Gracias por ser vos.

6 de noviembre de 2011

Ideario - Francisco M. Ortega.


IDEARIO
Me da vértigo el punto muerto
y la marcha atrás,
vivir en los atascos,
los frenos automáticos y el olor a gasoil.
Me angustia el cruce de miradas
la doble dirección de las palabras

y el obsceno guiñar de los semáforos.
Me da pena la vida, los cambios de sentido,
las señales de stop y los pasos perdidos.
Me agobian las medianas,
las frases que están hechas,
los que nunca saludan y los malos profetas.

Me fatigan los dioses bajados del Olimpo
a conquistar la Tierra
y los necios de espíritu.
Me entristecen quienes me venden clines
en los pasos de cebra,
los que enferman de cáncer
y los que sólo son simples marionetas.
Me aplasta la hermosura
de los cuerpos perfectos,

las sirenas que ululan en las noches de fiesta,
los códigos de barras,
el baile de etiquetas.
Me arruinan las prisas y las faltas de estilo,
el paso obligatorio, las tardes de domingo
y hasta la línea recta.
Me enervan los que no tienen dudas
y aquellos que se aferran
a sus ideales sobre los de cualquiera.

Me cansa tanto tráfico
y tanto sinsentido,
parado frente al mar mientras que el mundo gira.
Francisco M. Ortega, del libro Cuenta atrás.

1 de noviembre de 2011

Hermosa.

La palabra "hermosa" puede derretir si es pronunciada desde los labios correctos.