- Arde tu corazón donde el espanto hiela -

__________________________________________________

28 de enero de 2011

-Y por la mañana, me sorprendía no llorar hacía tanto. Creo ser vidente.-

22 de enero de 2011

Amo de ella.

Amo la forma en que su nariz respingada se frunce cuando se ofende, como sus ojos se empequeñecen y sus cejas descienden. Amo esos hoyuelos que en sus mejillas se forman cuando se ríe, la forma en que sus ojos chispean felicidad en las pupilas. Amo la forma en que su cabello vuela cuando camina, como el castaño cobrizo se mezcla con los fondos y activa el mundo. Amo la calidez de su cuerpo pequeño y menudo cuando me abraza, cuando me acaricia la espalda con sus manos delicadas. Amo cuando camina, como coloca un pie tras el otro, sin equivocarse jamás, como si fuera una modelo de pasarela. Amo esa humildad en sus palabras cuando alguien la halaga -amo halagarla-, la manera en que sus labios se mueven muy suavemente, pronunciando y saboreando cada palabra dentro de su boca. Amo la forma en que demuestras tu cariño, la sinceridad con la que hablas de las personas, sin lastimar a nadie, cuidando siempre todo a tu alrededor.

3 de enero de 2011

¿Cómo?

¿Y cómo le digo que vuelva, que lo necesito, que sin él no sirvo de nada? ¿Cómo le explico que todo lo que dije era mentira, que eran impulsos, que me dejé llevar por el enojo? ¿Cómo hago ahora para comunicarle que lo sigo amando, igual que ayer, igual que hace un mes atrás, igual que en el momento en que lo vi? ¿Cómo hago para decirle que fue una tontería desafiarlo así, que sólo quería ver qué sucedería, quién debería dar por quién?