- Arde tu corazón donde el espanto hiela -

__________________________________________________

21 de noviembre de 2009

Y despues me dirán que vuelvan a gritar, sólo por seguridad.

El problema es la unica manera de caer, caer.

¿Por qué? No tengo idea.
Decis que es tu forma de ser, pero yo no entiendo cómo alguien con tantos valores aprendidos a lo largo de su vida como vos, puede decir tantas estúpideces y lastimar tanto en menos de unos minutos.

Me duele, ¿No te das cuenta? No, al parecer no. Tu mente cerrada, tu terquedad. Después te quejas de mí, papá. Pero entende que no es fácil, no es fácil luchar conmigo misma y con vos al mismo tiempo.

Entonces, cuando me reproches defectos mios, que tenemos para rato. Cuando me reproches que salgo mucho, que no hago cosas en la casa, que soy una cerrada, entre muchas cosas más, te voy a decir lo mismo que vos a mi. "Yo soy así, si te gusta bien y si no, no." Y quiero ver tu reacción, para que veas que feas que son las excusas.

Y no quiero oirte quejar de eso, de que vos podes decirlo y yo no. Y esto va más allá de que me considero lo suficientemente grande y responsable para mi edad, como para no decir lo que pienso cuando lo defiendo a cuerpo y alma, y se que no es totalmente ilógico.

Lo peor de todo, es que cuando escribo esto no se si abrir la puerta del comedor y abrazarte, o decirte que no podes ser tan mala persona de haberme dicho eso. Porque las palabras duelen, más de lo que parecen.

Creo que ya te vas a dormir y vas a pasar por mi pieza para saludarnos.
No quiero volver a pelear, papá.

8 de octubre de 2009

Paredes

Un mécanico adiós. Un hasta luego mentiroso, traicionero. Un barco que zarpó sin avisos. La noche cayó como la lluvia detrás de la ventana. Y Morfeo no me visita hoy, quiere verme pagar lo que hice. Las excusas no sirven esta vez, y las explicaciones sordas serán en vano. ¿Quién lo haría? ¿Quién oye detrás de las paredes?

3 de octubre de 2009

~ Es viajero del silencio el que no habla, y esclavo el que no quiere admitir las cosas.

16 de septiembre de 2009

Muerte mentirosa.

Sequedad en la sangre,
que deshidrata la vida.
Secuelas de un homicidio,
grabadas en las huellas del rencor.
Porque, si pierdes algún día,
y la partida no vuelve a comenzar
llama al señor asesino.
Del sufrir te sacará.
Y en la soledad de la muerte caes
dónde todo es oscuro y negro.
Dónde no hay esperanzas,
ni voces, ni sueños.
Y no funcionas, no sirves.
Inanimado estás, inútil.
Tu cuerpo esta vacío.
No! No tienes ni cuerpo.
Te degradas entre el oxigeno,
partiendote y dividiendote
en mil pedazos.
Sientes gritar un poco más,
sientes la muerte en ti.

"Adiós a la vida,
adiós al amor".
Dices, olvidado.
Pero notas que tu voz,
retruena entre el silencio.
Estas vivo de nuevo,
la mentira era mentira.
Y la mente, miente.
Y tú le creiste.
No existe la muerte,
¿O si existe?
¿Quién lo asegura?

Yo no.

5 de septiembre de 2009

Máscara

Yo tengo una máscara.
Yo tengo una máscara sin nombre.
Yo tengo una máscara extraña.
Yo tengo una máscara sensible.
Yo tengo una máscara que es amiga.
Yo tengo una máscara risueña.
Yo tengo una máscara alegre.
Yo tengo una máscara que quiere hacer lo correcto.
Yo tengo una máscara con miedo a las despedidas.
Yo tengo una máscara que me hace llorar mucho.
Yo tengo una máscara que antes era completa.
Yo tengo una máscara que sufrió cambios.
Yo tengo una máscara la cual ahora, esta cortada.
Yo tengo una máscara casi bipolar.
Yo tengo una máscara tonta e ingenua.
Yo tengo una máscara a la cual tome cariño.
Yo tengo una máscara que sufrirá una transformación.
Yo tengo una máscara que es cría, por más que quiera ser grande.
Yo tengo una máscara igual de indefensa, que de poderosa.
Yo tengo una máscara extraña.
Yo tengo una máscara sin nombre.
Yo tengo una máscara.

Y la máscara soy yo.

30 de agosto de 2009

Es un montón de agua.

Ahora una loca inundación nos ahoga, y no te puedo salvar. Las olas inmensas recorren y tapan mi cuerpo, separándome de vos. Te llevan lejos. Y ya no hay nadie acá, ni vos ni yo.

6 de julio de 2009

Buscando una realidad.

Y hay una realidad que nos rodea a todos. Hay una realidad que se acepta, otra que se niega, y otra que se busca. La realidad que se acepta, esta siempre allí, cuando uno sabe todo lo que le pasa, y aunque sea mala, al reconoce. Esta la realidad que se niega, para una mente cerrada, para los que viven en las nubes, y cuando algo de lo que pasa realmente no les gusta tienden a rechazarla, a contradecirla con todas sus inutiles justificaciones. Por último está, la realidad más complicada de todos, la que uno mismo trata de encontrar. ¿Qué es lo que pasa cuando uno mismo no sabe donde esta parado? Cuando no puede juzgar ningun tipo de fantasía o existencia, porque no la localiza.
Es esa realidad, la que te hace sentir vacío, y dudoso. Con una sensación de fastidio, y enojo a ti mismo, por sentirte incompleto.
Te llena de soledad, y te hace decaer. Y es muy dificil de distraerte una vez que la posees, porque hasta la risa se escapa de tu boca más pesada y densa.
¿Y cuál es el remedio? ¿Y cómo se encuentra?
Todavia siento que no tengo la solución, todavía sufro ese vacio.
Todavia siento que estoy en un mundo intermedio entre el despiste, y el cable a tierra.
Todavía siento que no puedo aceptar ni negar nada de lo que me dicen.
Todavia siento que no sé, en qué realidad estoy.

30 de mayo de 2009

Encaminandome.

Y uno puede sentirse muy perdido
Y olvidar el camino atrás
Que alguien venga y borre la senda
Y luego lo desprecies por no volvera a dibujar

Uno marca toda su vida
pero el camino ya esta allí
En una o diez vueltas
Yo ya me perdí

Pero las cosas pasan
Y yo trato
Y yo me odio
Y yo sufro.
Trato de entender pero eso es peor
Quiero estar aca, pero tengo obligaciones
Perdida es poco para lo que siento.
Y no hago nada bien, y no quiero ser creída.
Y no quiero ser mandona, y no quiero ser nada malo.
Quiero crecer para que pase todo?
Quiero olvidarme y acceder a lo que los demás dicen?
Quiero expresarme, quiero encontrar el camino.

22 de mayo de 2009

De pequeño.

De pequeño, te ayudan a vivir, a usar los sentidos con tod0s y todo lo demás.
De pequeño, te enseñan a caminar, a dar los primeros pasos de nuestra vida, literal, y figurativamente.
De pequeño, te enseñan a hablar, aquellas primeras palabras, que marcan su personalidad.
Desde pequeño, te alimentan, con la comida más sana, como el pure, o la manzana rayada. Toda esa comida aplastada que es más fácil de comer.
De pequeño, te compran tus primeros juguetes llamativos, para que interactues con ellos y te diviertas.
De pequeño, te dan el chupete o la mamadera, que algunos dejan rápido, y otros tardan mucho en despegarse.
De pequeño, te sacan fotos para que queden de recuerdo, y no solo en sus mentes olvidadizas.
De pequeño, te arropan a dormir con tus papás, para que no temas.
De pequeño, te visten con las mejores ropas que pueden, y te arreglan, para hacerte ver lindo.
De pequeño, te hacen visitar lugares infantiles, para que disfrutes jugando en el pelotero.
De pequeño, te suelen llevar a la plaza, donde te haces amigos de todo tipo, y sin importar su piel, su forma de ser, u otras diferencias.
De pequeño, te duele que te crezcan los dientes, y lloras por eso.
De pequeño, te regañan la tipica costumbre de chuparte el dedo, por la falta del chupete, que te sacaron hacía un tiempo.
De pequeño, te hacen conocen cosas como el miedo, y la valentía, el llanto, y la risa, el desprecio y el amor, el egoismo y la solaridad, la mentira y la sinceridad, el egocentrismo, y la humildad... Aquellas cosas que se seguiran reflejando en tu personalidad despues de años.
De pequeño, te dan todo ese amor cálido, que solo sientes a esa edad, y que en ninguna otra te marca tanto.
De pequeño, y solamente de pequeño, uno vive estas cosas tan feas y tan lindas al mismo tiempo.
Porque eso es ser pequeño, es aprender a vivir, y dar ese primero paso, hacía el resto de tu vida.